Los planes de la Casa Blanca para eliminar los programas J-1 perjudicarán a la hotelería y el turismo en los EE. UU.

Un plan propuesto por la Casa Blanca podría paralizar las empresas hoteleras y de turismo en todo el país.

En un estudio reciente propuesto por la Alianza para el Intercambio Cultural, la firma de investigación independiente,EurekaFacts, demuestra el potencial panorama pesimista para las empresas de temporada, verano y hoteleras que dependen de la ayuda de estudiantes y pasantes extranjeros para mantener sus negocios en funcionamiento.

Un grupo interinstitucional de la Casa Blanca, liderado por Steven Miller, pareciera estar decidido a enturbiar las aguas políticas, mezclando los programas de intercambio de visitantes con temas políticos que causan mucha tensión como la inmigración y la preservación de los empleos y la seguridad de los estadounidenses. Lo que parece estar pasando por alto el comité deshonesto que supervisa la Orden Ejecutiva “Buy American, Hire American” [Compra Estadounidense, Contrata Estadounidense] es que el Programa de Visa J1, que incluye el Viaje de Trabajo de Verano(SWT, por sus siglas en inglés), se estableció como un programa de diplomacia que crea buena voluntad en todo el mundo. En otras palabras, los estudiantes y pasantes extranjeros que participan en el programa, salen de los EE. UU. con una mejor comprensión y una mayor sensibilidad sobre los Estados Unidos. La otra ironía es que según el estudio, no se están quitando puestos de trabajo a los trabajadores estadounidenses, sino que los están conservando al permitir que las empresas funcionen con todo su personal al máximo de su capacidad.

El estudio de EurekaFactencuestó tanto a los participantes de la J1 como a los empleadores para determinar la motivación para la participación en el programa. No es sorprendente que los hallazgos respalden la tesis de una escasez de empleados estacionales como el factor clave que impulsa las colocaciones de SWT. La falta de estudiantes universitarios disponibles, una fuerza laboral proporcionalmente más pequeña involucrada en los campos relacionados con el turismo y las altas tasas de participación de la fuerza laboral indican que los empleadores están teniendo verdaderos problemas para satisfacer las necesidades de mano de obra estacional. El bajo nivel de desempleo registrado en los Estados Unidos tampoco ayuda a la situación.

Más de la mitad de los empleadores encuestados identificaron la escasez de mano de obra como su razón principal para participar en el programa SWT, pero un gran porcentaje dice que el intercambio cultural es otro motivador clave para participar. El intercambio cultural y la diversidad se consideran como ventajas comerciales. Los resultados del informe muestran que los empleadores están preocupados por lo que sucederá con sus empresas, muchas de ellas pequeñas (menos de 50 empleados), si los programas J1 desaparecen.

Los más afectados por la escasez de mano de obra son las industrias hoteleras y de servicios de alimentos. Las ciudades turísticas estadounidenses también se están viendo afectadas. En áreas donde el turismo aumenta durante los meses de verano, la oferta de candidatos locales cae drásticamente por debajo de la demanda. Incluso el número de participantes de intercambio cultural de SWT y otras visas de trabajo de baja calificación no son suficientes para cubrir los puestos vacantes. En estas áreas, se desata una competencia feroz por conseguir mano de obra temporal ya que los trabajadores estadounidenses cambian de trabajo en busca de salarios más altos. En contraste, los estudiantes de SWT se quedan y están contentos con el ingreso que reciben ya que les permite vivir, trabajar y divertirse en los Estados Unidos. Muchos no podrían pagar las modestas cuotas del programa si no se les ofrece el componente de trabajo.

La encuesta a los participantes del programa muestra claramente que el componente de intercambio cultural del programa es lo que atrae a los jóvenes al programa y no la oportunidad de ganar dinero. Ganar dinero no necesariamente desvía la atención de la misión cultural del programa. Por el contrario, se puede argumentar que ganar dinero mientras se está en los Estados Unidos permite a los participantes visitar el país, que de otra manera no habrían tenido la oportunidad de hacerlo.

Además, el argumento de que estos estudiantes están quitándole los trabajos a los estadounidenses tampoco se sostiene ya que los participantes de SWT complementan la fuerza laboral existente en áreas que experimentan escasez de mano de obra en lugar de quitarle el trabajo a los trabajadores locales.

El grupo de políticas de la Casa Blanca debería mirar el lado positivo, y más bien tuitear sobre el bajo desempleo en todo el país y sobre el hecho de que los jóvenes estadounidenses prefieren estudiar o hacer pasantías durante los meses de verano que trabajar como camareros, camareras, cocineros, socorristas, asistentes de piscinas y empleados en parques temáticos. Además, los jóvenes estadounidenses que no están estudiando o poniendo en práctica su aprendizaje académico en empresas estadounidenses, ya están empleados a tiempo completo y no se sienten atraídos por las oportunidades de empleo a corto plazo que terminan con las vacaciones de verano. Los visitantes de intercambio quieren participar a un nivel que los jóvenes estadounidenses no quieren.

Tomemos como ejemplo a Vanja Dokic. Es un estudiante serbio que se especializa en hotelería y turismo; trabaja en un hotel de moda en Cherry Creek, y se toma en serio el ser el mejor chico de la piscina que ese establecimiento haya visto jamás; y evidentemente lo es, porque su gerente lo nombró “empleado destacado” el mes pasado.

¿Por qué estos estudiantes sobresalen en puestos que muchos estadounidenses no encuentran atractivos?Porque están agradecidos de tener la oportunidad de trabajar y viajar en el que ellos creen que es uno de los mejores países del mundoso, parafraseando a Vanja y también a casi todos los participantes de intercambio que hemos entrevistado. Tienen una actitud de gratitud y se evidencia en el esfuerzo que hacen por sus empleadores anfitriones estadounidenses.

Los empleadores están preocupados y probablemente deberían estarlo puesto que más de la mitad (50.8 %) reportó un gran impacto negativo en sus ingresos si no pudieran hospedar a los participantes del SWT, y muchos también declararon que esto tendría un impacto negativo en su capacidad de hacer negocios (87.4 %). Concretamente, los empleadores expresaron que, si el programa SWT no estuviera disponible, probablemente o muy posiblemente tendrían que reducir los servicios proporcionados (56.5 % de los negocios reportaron este resultado), tendrían que reducir las horas de operación (44.8 %) o tendrían que despedir al personal permanente después de la temporada (28.7 %).

La eliminación del programa solo exacerbará la tormenta perfecta de desafíos de personal que ya enfrenta la industria hotelera. Mientras que el desempleo está disminuyendo, la rotación de personal en la industria hotelera está aumentando. De hecho, la tasa de rotación en la industria hotelera es superior al 70 %, la mitad de los cuales son trabajadores que abandonan voluntariamente sus puestos de trabajo. La asociación industrial, al hacer un resumen de estas tasas, llegó a la conclusión de que los trabajadores de la industria hotelera se están yendo en busca de mejores empleos, a pesar de que la industria en su conjunto está aumentando los salarios para poder competir y retener a los empleados.

Si usted está en el negocio hotelero, debería preocuparse, pero tenga la seguridad de que estamos luchando duro por su negocio y el nuestro.

Alliance Abroadha contratado gurús de cabildeo y ha unido esfuerzos con las organizaciones comprometidas, entidades gubernamentales y funcionarios electos simpatizantes. Juntos estamos ejerciendo presión sobre los miembros del Congreso y nos oponemos a los cambios propuestos.

Podemos decir que estamos librando una guerra, teniendo como armas, los datos recientemente publicados de que la eliminación del programa J1 podría eliminar involuntariamente muchos negocios y empleos estadounidenses.

¿Quieres ayudar? Puedes y debes.

Cualquier empleador que esté preocupado por el impacto en su negocio debería manifestar su oposición a la eliminación de estos importantes programas de intercambio cultural.

Te recomendamos que informes a los funcionarios electos sobre tus inquietudes personales y tu situación comercial individual. Puedes incluir los temas expresados por muchas de las otras empresas encuestadas, como lo son:

  • No podemos encontrar suficientes trabajadores locales
  • No podemos encontrar trabajadores que permanezcan en trabajos de temporada
  • Hemos tratado de cubrir los puestos de trabajo por temporada con personal estadounidense, pero no hemos tenido éxito alguno
  • Sin SWT y los pasantes, no seremos capaces de mantener las operaciones normales
  • Sin SWT y los pasantes, nuestro servicio al cliente sufrirá
  • Sin SWT y los pasantes, no tendremos los ingresos para mantener a los empleados estadounidenses a tiempo completo
  • Nuestros clientes y cultura se benefician de la diversidad y de otros puntos de vista
  • Los trabajadores de SWT son confiables y entusiastas
  • El SWT no le cuesta nada a los contribuyentes estadounidenses y, sin embargo, contribuye con cientos de millones de dólares anuales a la economía de los EE. UU.
  • ¡Estamos perdidos sin estos estudiantes!

Esta es una situación seria para los hoteles en todo Colorado y el país, necesitamos tu ayuda.

Demuestra tu apoyo a los programas de intercambio cultural, uniéndote a esta iniciativa. Para obtener más información sobre cómo ponerse en contacto con los funcionarios electos, haz clic aquí.

Tu opinión es importante y también lo es el futuro de los programas de diplomacia que contribuyen a la paz y la prosperidad en el país y en el extranjero.

Aquí podrás encontrar una copia del informe completo de EurekaFact.

Share This Story